ilmaistro.com

Tecnología, Análisis, Software y Cultura Geek

google-ssl

Nueva característica de Google limita acceso a información del buscador en aras de nuestra seguridad

| 0 Comentarios

10 Flares Twitter 9 Facebook 0 Google+ 1 Email -- 10 Flares ×

Google ha anunciado hoy la implementación gradual de una nueva característica de seguridad que, de implementarse de forma masiva, afectará negativamente el acceso a información muy útil para todos aquellos que trabajamos en marketing y posicionamiento web, además de todos aquellas pequeñas empresas e individuos que confían en los datos que brinda el buscador para mejorar sus estrategias online.

La novedad consiste en el hecho de que a partir de ahora, todos los usuarios que se conecten a Google.com usando sus credenciales de acceso, serán redireccionados inmediatamente a la versión SSL del buscador: https://www.google.com. Esto permitirá encriptar nuestras búsquedas y la página de resultados de Google, evitando que la información que fluye entre nuestras computadoras y los servidores web sea interceptada en el camino de forma ilegal (usar la versión SSL de algún sitio, de tenerla, es muy recomendable sobre todo si nos estamos conectando a Internet desde una red WiFi pública).

¿Cuál es el problema con esto?, se preguntarán. Pues encriptar las búsquedas de los usuarios conectados a Google con sus credenciales de usuario implica que las palabras que utilizamos para una búsqueda no podrán ser registradas ni reportadas por sistemas estadísticos, empezando por Google Analytics, una de las herramientas básicas para reportes y análisis web. Es decir yo, webmaster, seguiré filtrando con interés en mis reportes de Google Analytics las visitas que vienen desde Google, pero no podré detectar qué términos o frases utilizaron mis visitantes para llegar a mi web a través de Google.com. Esto afecta definitivamente mi estrategia SEO, ya que si hay por ahí algún término para el cual mi web obtiene excelentes conversiones (ROI alto) pero para dicha búsqueda aparezco en segunda página de Google, no podré ajustar mi estrategia de posicionamiento web para mejorar mis rankings para dicho término y obtener conversiones aún más altas.

Pero ahí no termina todo, ya que la nueva implementación tiene una interesante excepción. Si estamos en la versión encriptada de Google pero hacemos click no en un resultado orgánico, sino en un resultado de pago (esos anuncios destacados que puedes ver justo debajo y/o en la barra lateral de la página de resultados de algunas búsquedas populares), el anunciante sí tendrá acceso a la palabra clave que utilizamos para nuestra búsqueda! Es decir, este cambio afecta a los usuarios que no le brindan réditos directos a Google, pero no afecta a su mayor fuente de ingresos: sus anunciantes vía Adwords. Si anuncian que hacen este cambio en aras de proteger la privacidad de nuestros datos, ¿por qué no los protegen también de sus anunciantes?.

Algunos han empezado ya a especular que este es un ataque directo a otros sistemas competidores de anuncios en línea personalizados como Chitika y Chango, quienes se nutren de la información que brinda Google para mejorar sus algoritmos de selección de los anuncios que muestran a los usuarios, llegando muchas veces a obtener mejores resultados que Adwords. Si esta implementación se masifica, los anunciantes en Google Adwords tendrán una ventaja competitiva sobre el resto de empresas del rubro, lo que podría incluso traer como consecuencia alguna demanda por el establecimiento de una prática monopólica por parte de Google al aprovecharse de su posición dominante en el mercado de las búsquedas (algo que ya sucedió hace varios años con Microsoft, quien mató al navegador Netscape al instalar por defecto IE en todos los ordenadores con sistema operativo Windows).

El mismo CEO de Google, Eric Schmidt, dijo alguna vez lo siguiente sobre las empresas que brindan acceso a Internet de banda ancha:

Desde nuestro punto de vista, a las empresas que brindan acceso a Internet de banda ancha no se les debe permitir utilizar su poder de mercado para discriminar aplicaciones o contenidos de competidores. Así como las compañías telefónicas no pueden decirle al consumidor a quien llamar o no, o qué pueden decir o no, las empresas de banda ancha no deberían poder utilizar su poder de mercado para controlar la actividad online.

De momento, esta implementación se ha hecho sólo sobre un sector limitado de usuarios, aquellos que realizan búsquedas mientras están conectados a su cuenta de Google, que no es poca cosa (con GMail y la reciente  apertura al público en general de Google+, cada vez más gente se conecta a Google con sus credenciales de acceso). Si las cosas avanzan como Google nos tiene acostumbrados; es decir, lanzar nuevas implementaciones de manera limitada para gradualmente expandirlas, no nos debería sorprender que de aquí a un tiempo empiecen a establecer por defecto la versión encriptada de Google.com a nivel mundial, incluso para usuarios no registrados (la gran mayoría). Advertidos estamos.

Finalmente, desde el punto de vista de un usuario común y corriente, este cambio sería en cierta forma bienvenido si es que Google no le permitiera a nadie acceder a los términos que uno utiliza para sus búsquedas; después de todo, lo normal sería compartir voluntariamente mi información de búsqueda con webmasters y anunciantes cambiando manualmente mi URL a la versión sin SSL, y no al revés. Sin embargo, al establecer una excepción para sus anunciantes, ávidos de este tipo de información, muestran más un interés comercial que un genuino interés por nuestra seguridad.

Fuentes y otros posts sobre el tema:

Posts relacionados

Autor: Henry Silva

Hola! Soy Henry Silva, webmaster de ilmaistro.com, emprendedor y empresario. Me gusta escribir sobre tecnología, me encantan las redes sociales y tengo mi propia empresa de servicios de posicionamiento web: Capybara SEO. Si deseas, puedes contactarme o saber más de mi.

10 Flares Twitter 9 Facebook 0 Google+ 1 Email -- 10 Flares ×