ilmaistro.com

Tecnología, Análisis, Software y Cultura Geek

Carcinoma Papilar de Tiroides (Cáncer de Tiroides)

| 33 Comentarios

Este post es especial, no tiene que ver con internet, SEO, tecnología ni ningún otro de los temas que suelen ver publicados en este blog. Trata más bien de un tema personal y es mi primer granito de arena para ayudar de alguna manera a otras personas que se enfrenten a un problema similar y busquen información confiable y de utilidad. Trataré de ser lo más directo y detallado posible, y probablemente iré editando este post con información que vaya recopilando con el transcurrir de los días.

Estas últimas 4 semanas han sido muy especiales para mi familia, a mi esposa le diagnosticaron cáncer a la tiroides (Carcinoma Papilar a la Tiroides, para ser exactos) y desde ese momento empezó una dura y muy especial etapa en nuestras vidas. Ambos tuvimos una amiga muy cercana a la que diagnosticaron cáncer terminal y que falleció hace un par de años, pasando por una etapa muy difícil con su primer hijo de sólo unos meses de nacido. Nosotros tenemos un hijo de poco más de un año y tan solo hacerme a la idea de que algo similar pudiera pasar en nuestra familia era algo muy difícil de asimilar. En fin, a continuación paso a narrarles todo lo que sucedió desde el diagnóstico hasta la afortunadamente feliz solución del grave problema.

Durante una consulta en el seguro social a la que mi esposa asistió luego de haber sufrido un hematoma en el empeine, se le ocurrió a ella consultarle al médico acerca de ese pequeño tumor, de no más de 3cm, que había detectado hace ya varios meses en su cuello. La recomendación inmediata del doctor fue que se hiciera ver por un endocrinólogo a fin de que le brinde más información acerca de ese extraño tumor.

La endocrinología es la especialidad médica encargada del estudio de la función normal, la anatomía y los desórdenes producidos por alteraciones del sistema endocrino.

Son glándulas endócrinas (o glándulas endocrinas) las siguientes: hipófisis, tiroides, paratiroides, parte del páncreas, glándulas sexuales (ovarios y testículos) y glándulas suprarrenales. Otros órganos cumplen funciones endócrinas, como la placenta (secreta las hormonas gonadotropina coriónica humana, progesterona, estrógeno), el riñón (secreta la enzima renina y la hormona eritropoyetina), y el aparato digestivo (el cual secreta gastrina, colecistoquinina, secretina).

Fuente: Wikipedia

Dicho y hecho, visitamos a una endocrinóloga en la Clínica San Judas Tadeo, quien a su vez le ordenó a mi esposa que se hiciera una ecografía de la zona. El resultado de la ecografía llevó a la endocrinóloga a aconsejarnos que se llevara a cabo una biopsia denominada aspiración con aguja fina, a fin de revelar si este nódulo era cancerígeno o no. Vale decir en este punto que, de acuerdo a estadísticas, sólo el 5% de los nódulos que aparecen en la tiroides son malignos, y estos se desarrollan con mayor frecuencia en mujeres (el triple de frecuencia que en los hombres).

La endocrinóloga nos aconsejó realizarnos la biopsia con el Dr. José Somocurcio Peralta, quien tiene un consultorio particular frente al hospital Rebagliati. Nos sorprendió saber luego que este doctor (Médico Cirujano – Anátomo Patólogo CMP 26704) es Presidente de la Sociedad Peruana de Citología y Jefe del Servicio de Patología Quirúrgica del Hospital Rebagliati. La biopsia es vital para definir el tipo de tumor, por lo que es recomendable llevarla a cabo con un buen doctor.

Concertamos una cita y la biopsia se llevó a cabo frente a mi. El doctor hizo unos cuantos pinchazos con una aguja muy delgada directamente sobre el tumor a fin de tomar las muestras, y mi esposa no manifestó dolor en exceso. Regresamos a casa a la espera de los resultados, bastante confiados en realidad dada la baja probabilidad de que el tumor fuera maligno. Los resultados tomaron, en nuestro caso, aproximadamente 4 días.

Fui yo a recoger los resultados, mi esposa se quedó en casa al encontrarse mal de salud (nada relacionado con el cáncer por cierto). Los resultados fueron lo que menos esperabamos: Carcinoma Papilar de Tiroides.

El carcinoma papilar tiroideo es el cáncer más común de la glándula tiroides.
Alrededor del 80% de todos los cánceres de tiroides diagnosticados en los Estados Unidos son de tipo carcinoma papilar (el resto son carcinomas foliculares – de gravedad intermedia – o carcinomas anaplásicos – poco común pero de alta gravedad) y son más comunes en mujeres que en hombres. Se puede presentar en la infancia, pero casi siempre se observa en adultos aproximadamente a la edad de 45 años.

La causa de este cáncer se desconoce. Es posible que intervenga un defecto genético.

El cáncer de tiroides por lo regular comienza como un pequeño tumor (nódulo) en la glándula tiroides, que está localizada en la parte central del frente del cuello.

Aunque algunos pequeños tumores o protuberancias pueden ser cáncer, la mayoría de los nódulos tiroideos son inofensivos y no son cancerosos.

La mayoría de las veces no hay otros síntomas.

Fuente: MedlinePlus

Mi primera recomendación en este tip de casos, un poco obvia pero uno nunca sabe cómo va a reaccionar cuando algo así le sucede: brinden este tipo de información personalmente. Yo le informé a mi esposa sobre esto y al llegar a casa la encontré sola y envuelta en llanto.

La segunda recomendación es que no se dejen influenciar por la información que puedan encontrar en Internet, es mejor ubicar a un buen médico que los informe al respecto y a partir de ahí empezar a tomar decisiones. No se torturen inútilmente. En nuestro caso la mejor recomendación que recibimos fue dirigirnos al lugar en donde están los expertos en todo lo que tenga que ver con cáncer: El Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas – INEN.

El Instituto de Enfermedades Neoplásicas es un organismo Público Ejecutor del sector Salud, especializado en la prevención, detección, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de las personas afectadas por enfermedades tumorales o neoplásicas.
Fuente: INEN

A partir de este punto empiezan las diferencias incómodas existentes en un país como el nuestro. Idealmente el acceso a la salud debería ser de la misma calidad para todos, pero lamentablemente esto no es así. Si tienen la suerte de contar con los recursos suficientes como para pagar 150 soles por cada consulta (además de 40 soles por la apertura de historia clínica) al llamar al INEN pregunten por la clínica. La atención en la clínica, como se imaginarán, es rápida, no hay muchas esperas por la poca cantidad de gente que accede a ella.

La gran cantidad de personas que encontrarán en el INEN estarán haciendo colas interminables para ser atendidas, y si el diagnóstico de ustedes es de cáncer papilar de tiroides, darán las gracias por su buena suerte al cruzarse por los pasillos con las más tristes escenas que puedan imaginar. Les partirá el alma ver a niños echados en las bancas del INEN esperando a sus citas, ancianos y personas con grandes tumores haciendo cola para acceder a una cita, entre otros. Debo ser muy claro en indicar que la labor del INEN es loable, siendo basicamente una entidad pública que cuenta con recursos limitados. Los que se atienden en la clínica de alguna manera financian también la atención de los que se atienden por la vía normal.

La endocrinóloga del INEN nos tranquilizó bastante al informarnos sobre este tipo especial de cáncer, cuya mortalidad es muy baja y cuyo tratamiento consiste básicamente en la extracción total de la glándula tiroides. En algunos casos, por cierto, no es necesaria la extracción total de la tiroides. La decisión al respecto la tomará el cirujano.

La tiroides es una glándula neuroendocrina, situada justo debajo de la manzana de Adán junto al cartílago tiroides y sobre la tráquea. Pesa entre 15 y 30 gramos en el adulto, y está formada por dos lóbulos en forma de mariposa a ambos lados de la tráquea, ambos lóbulos unidos por el istmo. La glándula tiroides regula el metabolismo del cuerpo, es productora de proteínas y regula la sensibilidad del cuerpo a otras hormonas.
Fuente: Wikipedia

El siguiente paso era entonces concertar una cita con algunos de los cirujanos de cuello-cabeza que trabajan en el INEN. El instituto cuenta con alrededor de 10 cirujanos cuello-cabeza, y mi esposa y yo nos permitimos recomendarles a uno de los mejores doctores que he conocido en mi corta vida: el Dr. José Carlos Gutierrez Lazarte (CMP 28371). El Dr. Gutierrez siempre fue claro y directo, y muy sincero. Nos indicó que las complicaciones en este tipo de operaciones son mínimas más allá de todos aquellos riesgos que cualquier operación conlleva. Además de estos riesgos, el proceso de extirpación de la tiroides podría, en el peor de los casos, causar cierta alteración en la voz dado que esta se encuentra muy cerca a las cuerdos vocales y a dos nervios, el recurrente y el laringeo superior, ambos implicados en el habla. En la gran mayoría de casos estos problemas son reversibles y la voz suele recuperarse por si sola con el transcurrir de los días.

Otro dato importante es que la principal preocupación en estos casos es que los atienda un buen doctor, con mucha experiencia en este tipo de operaciones. El lugar en donde se realicen la operación depende más de un tema de economía y comodidad, pero no es una elección vital. Concéntrense en conseguir un buen cirujano.

Una vez definido el siguiente paso a tomar (la operación), se pasa a ver el tema económico. Una operación es cara, así de claro y sencillo, y si no cuentan con los recursos económicos necesarios van a tener que invertir bastante tiempo teniendo en cuenta la cantidad de pacientes en el INEN en una situación mucho peor que la de un paciente con carcinoma papilar de tiroides. En nuestro caso, manejábamos dos opciones: atendernos en la clínica del INEN o en la Clínica Angloamericana, una prestigiosa clínica en San Isidro en donde el Dr. Gutierrez también trabaja. Nos decidimos por esta última dado que la diferencia en las cotizaciones resultó no siendo tanta como esperábamos.

La clínica Maison de Santé, en donde está asegurada mi familia, cuenta también con un cirujano de cuello-cabeza, pero no fue una opción dado que este no labora en el INEN.

Para nuestra extrema buena suerte, por cierto, mi esposa había tomado hace más de un año un seguro oncológico indemnizatorio de Rímac Seguros, ofrecido en su centro de labores, el cual brinda un monto fijo de dinero de 5 mil dólares en caso al beneficiario le diagnostiquen cáncer. El costo: alrededor de 25 soles mensuales. Ningún otro miembro de mi familia, ni mi hijo ni yo, contamos con un seguro similar (situación que pienso cambiar pronto). El seguro, por cierto, no te brinda el dinero inmediatamente, por lo que debes hacerte de los recursos necesarios para cubrir tus gastos, por lo menos hasta que tengas el tiempo suficiente para realizar todos los trámites necesarios para que te brinden el dinero de la cobertura.

Hay una batería de pruebas pre-operatorias obligatorias que uno debe realizarse antes de cualquier intervención quirúrgica (riesgo quirúrgico, sangre, placa torácica, etc). El lugar más confiable y rápido  en donde decidimos hacerlas fue Suiza Lab. Suficiente con que vayan al laboratorio en ayunas, las pruebas en este lugar no les tomarán más de 2 horas a un costo promedio total de 400 soles. Algunos resultados los brindan el mismo día por internet y otros pueden ir a recogerlos al día siguiente. Los resultados de estas pruebas se agregarán a su historia médica.

La operación (Tiroidectomía) toma alrededor de dos horas y se realiza con anestesia general. En mi caso, llegamos a la clínica a las 10am, se le asignó una habitación a mi esposa en donde tratamos de distraernos hasta la hora de la operación, la cual inició a las 3.30pm. Luego de una tensa espera, el cirujano salió a las 5.20pm para informarme que la operación había sido un éxito. El cáncer estaba focalizado y no había comprometido ningún otro tejido cercano. Junto con la glándula tiroidea salió el tumor maligno en el lóbulo derecho, ademas de otro pequeño tumor benigno en el lóbulo izquierdo. Pasarían dos horas más para que mi esposa saliera de sala de operaciones, con un parche en la zona operada y un tubo en el cuello por donde drenarían los fluidos de la herida durante los próximos dos días.

Esa noche la pasó un poco adolorida, a pesar de los analgésicos; sin embargo, al día siguiente se encontraba ya con mejor ánimo. Al final del segundo día se retiró el drenaje (proceso corto pero doloroso según me indicó mi esposa) y fue dada de alta, con la única indicación de no realizar esfuerzo excesivo. La recuperación fue muy rápida. Cinco días después regresamos para retirar el parche y ver la cicatriz. Una larga y muy delgada cicatriz en el cuello de mi esposa, con la que ambos quedamos gratamente impresionados.

zaida01-500x373

El Dr. Gutierrez nos explicó que le realizó puntos internos a la herida, los cuales son reabsorbidos por el organismo. Es por esto que sólo se ve una línea y no las marcas que suelen atravesar la misma dejadas por las puntadas externas. La técnica del cirujano también tiene mucho que ver, por esto les recalco que traten de conseguir al mejor cirujano que puedan encontrar. La cicatriz en estos casos mejora conforme va pasando el tiempo. El mismo doctor nos recomendó aplicar concha de nácar a la cicatriz para ayudar a atenuarla con el tiempo.

zaida02-500x669

zaida03-500x375

Otro dato importante. Luego de la operación pidan los resultados de la biopsia realizada al tumor extraído, así como una copia de su historia clínica. Les servirá para hacer efectiva la cobertura del seguro oncológico, en caso cuenten con este.

La etapa final del tratamiento del carcinoma papilar de tiroides consiste en la ingesta de yodo radiactivo en una pequeña dosis. Este tratamiento es indoloro y permite eliminar cualquier rezago de tejido tiroideo que quede en donde estaba ubicada la glándula tiroides, así como las células tiroideas que se hayan desplazado a cualquier otra parte del cuerpo. Estas células son las únicas en el cuerpo humano capaces de absorver el yodo, por lo que un escaneo (gammagrafía) de cuerpo entero luego de 48 horas permitirá identificar cualquier resto de tejido que pueda ocasionar problemas en el futuro. Este tratamiento implica un aislamiento (internamiento) de dos días, sin visitas, y se realiza aproximadamente un més después de la intervención quirúrgica.

Luego del tratamiento con yodo radiactivo (producido en el Instituto Peruano de Energía Nuclear – IPEN) se recetan hormonas que suplirán las que producía la glándula tiroides, las cuales deberán ser tomadas de por vida, una diaria, a fin de mantener los niveles normales de esta hormona en el organismo. Actualmente estamos a la espera de dicho tratamiento así que actualizaré este post en un mes aproximadamente.

Recomendaciones Finales

Bastante simples en realidad, pero vitales:

  • Infórmense. Ubiquen a los mejores en el área y hagan todo lo que este en sus manos para contactarlos.
  • Ahorren. Ayuda infinitamente tener un fondo destinado para este tipo de imprevistos.
  • Asegúrense. Un seguro oncológico no es muy caro y les servirá muchísimo.
  • Prevengan. Un cáncer detectado a tiempo tiene mayores opciones de curarse. Conozcan sus cuerpos y estén atentos a cualquier pequeño tumor o anormalidad.
  • Ayuden. No hay excusa para no apoyar, existen muchas instituciones de apoyo a enfermos con cáncer. Dense una vuelta un día por el INEN, les cambia la vida. Pueden empezar por la web de la Fundación Peruana de Cáncer.

Y bueno, esa es nuestra historia. Por mi lado estamos contentos si esta información le sirve de ayuda aunque sea a una persona. En todo caso, los comentarios y consultas son bienvenidos, y trataré de responder cualquier duda de la mejor manera posible en base a nuestra experiencia. Gracias por tomarse el tiempo de leer este largo post.

Gracias amor por confiar en mi. Te amamos!!!

esteban-zaida-henry-500x377

Posts relacionados

Autor: Henry Silva

Hola! Soy Henry Silva, webmaster de ilmaistro.com, emprendedor y empresario. Me gusta escribir sobre tecnología, me encantan las redes sociales y tengo mi propia empresa de servicios de posicionamiento web: Capybara SEO. Si deseas, puedes contactarme o saber más de mi.

33 Comments

Agregue un comentario

Required fields are marked *.