ilmaistro.com

Tecnología, Análisis, Software y Cultura Geek

Las etiquetas no-follow

| 15 Comentarios

google-no-follow El uso de las etiquetas no-follow ha sido un tema controversial desde hace ya buen tiempo entre webmasters. Algunos están a favor de su uso, otros en contra. Para empezar, que es una etiqueta no-follow?

Veamos, el código HTML de un link común y corriente, como los que están en mi blogroll, luce de la siguiente manera:

<a href="http://directorio.ilmaistro.com">Directorio il maistro</a>

Un enlace con la etiqueta no-follow, luce así:

<a href="http://directorio.ilmaistro.com" rel="nofollow">Directorio il maistro</a>

Las etiquetas no-follow fueron implementadas originalmente por Google con el propósito principal de tratar de aminorar el spam que atacaba a los blogs. Lo que hacían los spammers era crear bots que automáticamente comentaban en cuanto blog se les cruzara, dejando en el comentario un enlace optimizado hacia una página web determinada, con el fin de incrementar la cantidad de enlaces entrantes a las misma y, en consecuencia, aumentar sus posibilidades de rankear mejor en los motores de búsqueda.

Pero, para Google el valor de un enlace radica no en el enlace en si sino en el valor que este acarrea hacia la web destino, es por esto que la implementación de la etiqueta no-follow le daba a los webmasters la capacidad de comunicarle a Google que ciertos enlaces no debían ser seguidos por el robot de búsqueda y, por ende, no debían transmitir valor alguno. En el mundo ideal, esta iba a ser una de las principales maneras de acabar con el spam de los comentarios, ya que idealmente a los spammers no les iba a interesar conseguir enlaces optimizados desde una web cuyos enlaces en los comentarios tienen por defecto la etiqueta no-follow.

Pero como ya todos sabemos, basta mirar la cantidad de comentarios atrapados por Akismet en nuestros blogs para darnos cuenta que en realidad, el spam aumenta cada día más. Y es aquí en donde se centra la controversia. ¿A estas alturas, para que necesitamos los tags no-follow si esta demostrado que no evitan el spam, habiendo además tantas maneras alternativas y más efectivas para el control de los mismos (léase Akismet y/o confirmación de usuarios mediante captchas o preguntas)?

A partir de aquí, viene mi punto de vista personal, siempre debatible claro. Si bien es ciero el spam va en aumento y hay mejores maneras que controlarlo que una simple etiqueta no-follow, en estos tiempos el uso de esta etiqueta, desde el punto de vista de posicionamiento web, ha hecho que el enfoque cambie notablemente. Las etiquetas no-follow le permiten a un webmaster tener control absoluto sobre un aspecto muy importante de su web, los enlaces externos. Si yo me esfuerzo por optimizar mi web para lograr los mejores rankings posibles en los buscadores, en un proceso que demanda horas de dedicación y estudio, no creo que sea justo traspasar libremente mi ranking a una persona que lanza un comentario con un enlace hacia su web u alguna otra página, a pesar de mi aprecio por los comentarios constructivos e interesantes.

Creo que hay dos puntos que definen la importancia de un enlace saliente de una web. El valor desde el aspecto de marketing, ya que un enlace no-follow luce exactamente como cualquier otro, por lo que la etiqueta no impide que cualquier persona haga click en él si cree que el contenido destino le va a interesar. Ese valor va a ser siempre inherente a cualquiera de los enlaces publicados en los comentarios (que hayan pasado por moderación, claro). El segundo valor es el valor SEO, o el valor para el posicionamiento web. Si tu tienes algo interesante que decir en los comentarios y estás colaborando con un enlace hacia una página que crees que va a ser de ayuda para los lectores, entonces te importa un rábano optimizar ese enlace, te contentas simplemente con que aparezca listado como http://webinteresante.com/. ¿Para que te interesaría que tu enlace apareciera como “Trucos Celulares”, enlazado a http://webinteresante.com? Si yo veo que colocas un enlace de la segunda manera, entonces imagino que tu interés principal es un interés de posicionamiento. Ese caso lo tengo cubierto mediante el uso de la etiqueta no-follow.

Expresada mi posición, termino con algunos tips generales, ideas al aire:

  1. En mi blog, los únicos enlaces externos sin tag no-follow son los que aparecen en mi blogroll y en el top de comentarios. Los de mi blogroll porque realmente son webs a las que me interesa beneficiar de alguna manera, y los del ranking de comentarios porque es una manera de incentivar a la gente que comente.
  2. Tomando el punto 1 en consideración, aquí va el primer tip: Si quieres tener un enlace optimizado hacia tu web desde una página con PR, la mia, te debe interesar MUCHO aparecer en la lista “Los que más comentan” con un enlace optimizado a tu web.
  3. Para todos los bloggers que usaWordpress, sepan que, al instalarlo, la etiqueta no-follow se aplica por defecto a los comentarios. Si no quieren que esto suceda, tienen a la mano el plugin Dofollow.
  4. Si desean saber a simple vista que enlaces de una web son no-follow y cuales no lo son, sin necesidad de estar viendo el codigo fuente de una web, entonces instalen la extensión Search Status la cual, entre otras características, aplicará un sombreado de color configurable sonbre los enlaces con etiqueta no-follow. Instálenlo y pueden probarlo con el link a Search Sttus que acabo de colocar, al que le he puesto el tag no-follow.
  5. ¿Solo Google toma en cuenta el tag no-follow? No. También las herramientas de búsqueda de Yahoo y MSN

Bueno, espero que este extenso post les haya aclarado a muchos el asunto sobre los enlaces, y se den cuenta de que no solo se trata de enlazar por enlazar. Espero sus comentarios al respecto. Feliz Navidad!

Posts relacionados

Avatar

Autor: Henry Silva

Hola! Soy Henry Silva, webmaster de ilmaistro.com, emprendedor y empresario. Me gusta escribir sobre tecnología, me encantan las redes sociales y tengo mi propia empresa de servicios de posicionamiento web: Capybara SEO. Si deseas, puedes contactarme o saber más de mi.